Fotorejuvenecimiento con luz pulsada contra las arrugas

En este artículo descubrirás qué es el fotorrejuvenecimiento con luz pulsada. Te cuento cómo funciona esta técnica, cómo se realiza y qué beneficios y efectos secundarios puedes esperar de su uso.

arrugas-luz-pulsada

¿Qué es el fotorrejuvenecimiento con luz pulsada?

El fotorrejuvenecimiento con luz pulsada es una técnica muy utilizada en medicina estética y dermatología para el tratamiento de imperfecciones y trastornos cutáneos, como:

  • Pequeñas arrugas (finas y poco marcadas);
  • Manchas y decoloraciones de la piel, como lentigos solares y seniles;
  • Poros dilatados;
  • Capilares;
  • Acné;
  • Rosácea.

Además, el tratamiento de luz pulsada también se puede utilizar para la eliminación del vello no deseado.

El fotorrejuvenecimiento con luz pulsada es un método no invasivono ablativo (es decir, no elimina las capas superficiales de la piel, como ocurre con otros tratamientos antiarrugas, como, por ejemplo, la dermoabrasión y la microdermoabrasión) y relativamente indoloro.

Aunque el fotorrejuvenecimiento con luz pulsada es una técnica conocida desde hace años, para evitar la aparición de complicaciones y efectos secundarios graves, es de fundamental importancia acudir siempre a médicos especializados en el sector.

¿Como funciona?

¿Cómo actúa la luz pulsada contra las arrugas?

El fotorrejuvenecimiento con luz pulsada se realiza mediante instrumentos especiales que emiten pulsos de luz de alta intensidad, cuidadosamente calibrados por el médico según el tipo de piel y el tipo de imperfección a tratar.

La luz pulsada de alta intensidad así emitida atraviesa la epidermis (la capa superficial de nuestra piel) y se transforma en energía térmica (calor), provocando un aumento de temperatura en correspondencia con la zona tratada.

El calor así desarrollado puede inducir una estimulación de los fibroblastos. Estas últimas son las células de la dermis, encargadas de la síntesis de todos los elementos (colágeno, fibras elásticas y glicosaminoglicanos) que conforman el andamio que se encarga de sostener y sostener nuestra piel, haciéndola tonificada, compacta y elástica. Sin embargo, con el tiempo, este armazón sufre alteraciones estructurales, lo que se asocia con una disminución de la actividad de los fibroblastos. Estos factores, por tanto, favorecen la flacidez de la piel y la aparición de arrugas.

El fotorrejuvenecimiento puede intervenir en estos fenómenos gracias al calor generado por los pulsos de luz. Este calor, de hecho, estimulando la actividad de los fibroblastos, induce un consecuente aumento en la síntesis de nuevo colágeno, nuevos glicosaminoglicanos y nuevas fibras elásticas.

La nueva síntesis de estos preciosos elementos permite reconstituir la estructura que sostiene la piel, reduciendo visiblemente las pequeñas arrugas y dando al rostro un aspecto rejuvenecido.

luz-pulsada-arrugas

Como se hace

Como se mencionó, el fotorrejuvenecimiento con luz pulsada hace uso de maquinaria específica. Estas máquinas están equipadas con una pieza de mano especial de la que salen pulsos de luz de alta intensidad.

Dependiendo del efecto que desee lograr y del tipo de imperfección que desee tratar, es posible que se requieran más sesiones, que se realizarán a intervalos regulares.

En cualquier caso, el médico determinará, caso por caso, cómo y cuándo intervenir para obtener los resultados deseados.

Antes del tratamiento

En primer lugar, es bueno recordar que antes de someterse a un fotorrejuvenecimiento con luz pulsada, para evitar la aparición de efectos no deseados, la piel no debe broncearse. Más específicamente, la exposición al sol, así como a las lámparas de bronceado, debe evitarse absolutamente durante al menos 28-30 días antes del tratamiento.

Antes de iniciar la sesión, la piel debe limpiarse a fondo y eliminar por completo todo rastro de maquillaje.

Los ojos deben protegerse de la luz pulsada mediante gafas protectoras especiales proporcionadas por el médico.

A continuación, se aplicará un gel transparente en la zona a tratar, que es necesario para facilitar el paso de los pulsos de luz. Este gel se suele enfriar a una temperatura de 4 ° C, para permitir la disipación del calor en las capas superficiales de la piel, para evitar quemaduras, quemaduras y cualquier sensación dolorosa.

En cualquier caso, los instrumentos de luz pulsada de última generación suelen disponer de un sistema de refrigeración propio que realiza esta tarea durante la sesión.

Durante el tratamiento

La pieza de mano del instrumento se coloca en correspondencia con las zonas a tratar recubiertas de gel y se activa la fuente de luz, iniciando así la sesión de fotorrejuvenecimiento.

El procedimiento generalmente es indoloro, por lo que no es necesario aplicar cremas o geles anestésicos antes del tratamiento. Sin embargo, se puede percibir una sensación de calor a veces muy molesta, ya que es similar a la que se percibe cuando te quemas.

La duración de una sola sesión suele ser de unos 15 a 40 minutos, dependiendo de la zona a tratar.

luz-pulsada-antiarrugas

Después del tratamiento

Al final del tratamiento, las áreas tratadas aparecerán rojas, pero este es un fenómeno completamente normal.

Algunas personas pueden experimentar una erupción transitoria que debería resolverse por sí sola en 24 a 36 horas.

Dado que el fotorrejuvenecimiento con luz pulsada no es un tratamiento invasivo, al final del mismo no hay necesidad de ningún tipo de hospitalización y se puede volver con seguridad a la realización de las actividades cotidianas habituales. Sin embargo, es necesario evitar la exposición al sol durante al menos 2-4 semanas, ya que la piel tratada es más sensible a los rayos UV.

Resultados

¿Qué resultados se obtienen con el Fotorrejuvenecimiento con Luz Pulsada?

Los resultados iniciales ya son visibles desde las primeras sesiones de fotorrejuvenecimiento, pero se consolidarán solo al final del ciclo de tratamiento previamente acordado con el médico.

En cualquier caso, el fotorrejuvenecimiento con luz pulsada permite obtener resultados apreciables, como:

  • La atenuación de las arrugas más pequeñas y finas;
  • Una mejora en el color y el brillo de la piel;
  • La eliminación del lentigo solar y/o senil.

Para la eliminación de arrugas más profundas, sin embargo, es necesario recurrir a otras técnicas, más invasivas y más caras (como, por ejemplo, el láser antiarrugas).

Efectos secundarios

¿Qué efectos indeseables puede provocar el fotorrejuvenecimiento con luz pulsada?

Los efectos indeseables provocados por la técnica de fotorrejuvenecimiento con luz pulsada suelen ser menores y consisten en:

  • Dolor y/o ardor durante la sesión;
  • Enrojecimiento de las áreas tratadas;
  • Sensación de calor y ardor al final del tratamiento;
  • Desarrollo de un eritema temporal.

Sin embargo, en casos más graves, también puede ocurrir lo siguiente:

  • Formación de ampollas en áreas expuestas a los pulsos de luz;
  • Decoloración de la piel (generalmente, este efecto indeseable se produce si se expone al sol inmediatamente antes o inmediatamente después del tratamiento).

La incidencia de los efectos secundarios antes mencionados aumenta significativamente si el tratamiento es realizado por personas no profesionales o por manos inexpertas.

En este sentido, quisiera reiterar una vez más la importancia de contactar únicamente con centros y médicos especializados en esta área que – no solo podrán realizar de forma correcta y segura el fotorrejuvenecimiento con luz pulsada – sino que también podrán indicar qué tratamiento es mejor se adapta a cada uno de nosotros para lograr los resultados deseados.

Última actualización el 2021-08-02 at 16:18 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Artículos Relacionados

Deja un comentario