Microdermoabrasion ¿Qué es? ¿Cómo funciona? Precio y beneficios

En este artículo hablo de un tratamiento estético muy apreciado: la microdermoabrasión. Descubrirás qué es, para qué se utiliza y cómo funciona. Además, te explicaré qué resultados puedes obtener si decides usarlo y qué efectos secundarios puedes experimentar.

microdermoabrasion

¿Qué es la microdermoabrasión?

La microdermoabrasión es un tratamiento estético que se utiliza para combatir diferentes tipos de imperfecciones, como arrugasmanchas cutáneasestrías y cicatrices (por acné, cirugía, etc.).

La microdermoabrasión tiene como finalidad eliminar las capas más superficiales de la piel , alisándola y haciéndola más tersa y compacta.

En comparación con otros tratamientos similares (como la dermoabrasión), la microdermoabrasión es menos traumática y menos invasiva, ya que funciona a niveles poco profundos.

La microdermoabrasión se realiza de forma ambulatoria y, por lo general, sin anestesia.

En el caso de personas especialmente sensibles, el médico aún puede decidir realizar una pequeña anestesia local.

Este tratamiento se considera bastante sencillo de realizar, sin embargo, es fundamental contactar únicamente con personal especializado, con el fin de evitar la aparición de complicaciones y efectos secundarios graves.

Además, antes de realizar la microdermoabrasión, es necesario seguir estrictamente las instrucciones que nos dará el médico. Entre estos, te recordamos que evites la exposición al sol antes del tratamiento, que evites el uso de productos exfoliantes y que evites la depilación con cera en las zonas que tendrán que ser sometidas a microdermoabrasión.

¿Como funciona?

¿Cómo se realiza la microdermoabrasión y cómo funciona?

Este tratamiento se realiza con máquinas especiales equipadas con una pieza de mano particular que se coloca en la parte de la cara o el cuerpo que se debe tratar.

Las partículas sólidas salen de esta pieza de mano a gran velocidad y tienen la función de eliminar las capas superficiales de la piel, exfoliándola.

microdermoabrasion-cara

Las partículas que se utilizan habitualmente en la microdermoabrasión son microgránulos de hidróxido de aluminio o cristales de corindón (un tipo particular de diamante artificial).

Estos materiales se definen como “inertes“, es decir, tienen la ventaja de exfoliar una acción exfoliante, sin correr el riesgo de desencadenar reacciones alérgicas.

Inmediatamente después de “disparar” las partículas en la piel, la pieza de mano las succiona, eliminando así también las células exfoliadas.

Según la cantidad de partículas utilizadas y la velocidad con la que se dirijan sobre la piel, el tratamiento se puede realizar a distintas profundidades (aunque, en cualquier caso, la exfoliación sigue siendo superficial).

En este sentido, el médico determinará estos parámetros según el tipo de imperfección que pretendamos tratar.

En cualquier caso, a la luz de lo dicho hasta ahora, podemos decir que la microdermoabrasión es un tratamiento que consiste en realizar una exfoliación mecánica real de la piel.

Gracias a esta exfoliación se estimula el recambio y la renovación celular y, además, la formación de nuevo colágeno y nuevas fibras elásticas es favorecida por los fibroblastos (las células de la dermis, la capa intermedia de nuestra piel).

De esta forma, la microdermoabrasión nos permite obtener una piel más tersa y compacta, con un aspecto más fresco.

Sin embargo, una vez finalizado el tratamiento, la piel estará muy sensible . Por este motivo, se suelen aplicar mascarillas calmantes.

Luego, para favorecer la regeneración de nuestra piel, es necesario protegerla y nutrirla con cremas hidratantes y nutritivas adecuadas.

Por último, es fundamental evitar la exposición solar y utilizar filtros solares con un factor de protección elevado.

Descubra el Sistema Antiedad X115 ®: Tratamiento Nutricosmético de Nueva Generación. Bioestimulante y Regenerador. Actúa desde el interior y desde el exterior: sin pinchazos.

Resultados y Beneficios

¿Qué resultados y beneficios se obtienen con la microdermoabrasión?

microdermoabrasion-antes-despues

Los resultados que se pueden obtener con la microdermoabrasión son muy buenos. La piel, de hecho, aparece más tersa y con un aspecto rejuvenecido.

Sin embargo, se requieren múltiples sesiones de microdermoabrasión para lograr resultados notables y dignos de mención.

Por lo general, se recomienda realizar de cinco a diez sesiones aproximadamente cada dos semanas. Luego, para consolidar los resultados obtenidos, se pueden realizar sesiones de mantenimiento cada 2-6 meses.

El número de sesiones a realizar y el tiempo entre una y otra puede variar según el tipo de imperfección que se deba contrarrestar y según la respuesta de cada persona al tratamiento.

De hecho, algunas personas logran obtener buenos resultados en unas pocas sesiones, mientras que otras necesitan más tiempo.

En cualquier caso, cabe señalar que la microdermoabrasión no es determinante. De hecho, no puede eliminar por completo las imperfecciones del tiempo y es eficaz solo en las superficiales y marcadas. A pesar de esto, este tratamiento aún puede mejorar visiblemente la piel, alisándola y haciéndola más tersa.

Además, la microdermoabrasión tiene la gran ventaja de ser bastante delicadapoco invasiva y menos traumática que otros tratamientos de exfoliación más agresivos y proporcionar más tiempo de curación.

Sin embargo, para potenciar los resultados obtenidos con la microdermoabrasión, es posible combinarla con otros tratamientos, como el peeling químico con ácidos de frutas (alfa-hidroxiácidos).

Eso sí, incluso en este caso, la última palabra es del médico que podrá orientarnos e indicarnos qué tratamiento es el más adecuado para cada uno de nosotros.

Complicaciones y efectos secundarios

Como hemos repetido varias veces, la microdermoabrasión es un tratamiento delicado y no invasivo, por lo que suele ser bien tolerado.

Sin embargo, dado que siempre es una exfoliación, algunos efectos secundarios pueden ocurrir inmediatamente después del tratamiento, como:

  • Enrojecimiento;
  • irritación;
  • Pequeñas hemorragias;
  • Dolor.

Generalmente, estos efectos secundarios suelen desaparecer en pocos días sin dificultad, siempre que se respeten todas las indicaciones que nos dé el médico (hidratar la piel, protegerla del sol, etc.).

En algunos casos, sin embargo, pueden surgir complicaciones y efectos secundarios más graves como:

  • Formación de hematomas;
  • Aparición de manchas cutáneas hiperpigmentadas (es decir, formación de manchas que son de color más oscuro que el resto de la piel). Esta complicación ocurre especialmente si te expones al sol poco después de realizar la microdermoabrasión.
  • Aparición de infecciones cutáneas.

Nuevamente, estas complicaciones pueden evitarse siguiendo las instrucciones que nos dé el médico al final del tratamiento.

Al mismo tiempo, el riesgo de aparición de complicaciones graves y efectos adversos graves puede reducirse si se recurre a personal especializado que trabaja en estructuras calificadas. De hecho, aunque bien tolerado, si la microdermoabrasión se realiza por manos inexpertas puede dar lugar a resultados contraproducentes y puede poner en riesgo nuestra salud.

Precios

En comparación con muchos otros tratamientos estéticos que se realizan para combatir los signos del envejecimiento, la microdermoabrasión no tiene costos excesivos.

De hecho, a título indicativo, el precio de una sesión puede variar entre unos 100 y 200 euros.

Por supuesto, el precio varía según la zona a tratar y su extensión.

Sin embargo, conviene recordar que la microdermoabrasión no es un tratamiento decisivo que permita eliminar totalmente las arrugas. Además, para obtener resultados apreciables, son necesarias más sesiones. En estos casos, por tanto, el precio del tratamiento en su conjunto será necesariamente más elevado.

Última actualización el 2021-05-06 at 15:40 / Enlaces de afiliados / Imágenes de la API para Afiliados

Artículos Relacionados

Deja un comentario